Publicado el Deja un comentario

Longitud o amplitud de zancada en el runner

El término o  la definición de longitud de zancada o avance por zancada en un corredor representa la distancia que recorres con cada impulso que efectúas a lo largo de una carrera.

Para conocer la longitud de tu zancada (avance por zancada), o sea lo que avanzas con cada impulso de tus piernas. Debes tener una distancia bien medida y efectuar esa distancia contando las zancadas entonces dividir los metros por las zancadas, y vas a tener la longitud de la zancada.

Por servirnos de un ejemplo si efectúas el test de velocidad, y efectúas una serie a sprint de 50 metros y lo has hecho en cuarenta zancadas, la división daría que con cada zancada avanzas dos metros y medio en cada zancada. pero lo adecuado para conocer lo que avanzamos cada zancada en velocidades máximas cercana a máximas lo correcto es usar como base una distancia doscientos metros o bien de cuatrocientos metros

Señalando con unas marcas en las distancias medias del test. Por servirnos de un ejemplo si lo haces en doscientos metros pon unas marcas entre el metro cincuenta y el ciento cincuenta, y si lo hace en un cuatrocientos puedes poner una marca en el cien y otra en el trescientos. Debes contar el número de zancadas que das en ese tramo y dividir la distancia por el número de zancadas.

Hay algunos estudios interesantes acerca de la frecuencia y la longitud de los pasos de un corredor y cual es la absorción de oxigeno de los músculos a lo largo del vuelo, y el tiempo que el pie hace presión sobre el suelos en los que se determina la importancia de que es tener un largo vuelo y su relación con la frecuencia de zancada..

Los ejercicios para aumentar la longitud de la zancada se fundamentan en efectuar series medias o cortas a ritmos elevado y con mucho tiempo de recuperación entre series , evidentemente controlando los valores previamente citados, los trabajos en desnivel (cuesta abajo) asimismo son usados, mas no podemos olvidar que las articulaciones en estos casos sufren de un mayor impacto y hay que ser especialmente cuidadosos.

Como no, los ejercicios de técnica nos ayudan también a mejorar.

  • Técnica para mejorar la amplitud.
    Realizar saltos hacia arriba y cara delante. Con este ejercicio mejoramos la elevación de las rodillas y aumenta la flexión de las caderas.
  • Fuerza para mejorar la amplitud.
    Multisaltos a una pierna hacia adelante. Este ejercicio mejora el impulso generado por los gemelos.
  • Técnica para mejorar la frecuencia.
    Correr con las rodillas estiradas mientras que hacemos apoyos rapidísimos del pie contra el suelo. Con este ejercicio facilitamos una extensión más rápida del gemelo en el instante de efectuar la impulsión.
  • Técnica para mejorar la frecuencia.
    Llevar los talones a la cola de forma enérgica y sin apenas avanzar. El objetivo es aprovechar la inercia generada en el ejercicio, para acrecentar la frecuencia.
  • Trabaja la automatización que mejora la frecuencia.
    Correr por una  línea pintada en el suelo, sin salirnos de ella. Este ejercicio nos ayuda a incidir en un mayor número de apoyos del pie.
  • Trabajar un menor tiempo de apoyo para mejorar la frecuencia.
    Correr cuesta abajo en pendientes pronunciadas a una velocidad elevada. Este ejercicio nos ayudará a aumentar la frecuencia por el aumento de la velocidad que se produce al descender la cuesta.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.